Artículos, Promecal

Decir no cuando es no

Promecal, 24/10/2014

Todos deseamos llegar a viejos, y todos negamos que hayamos llegado. Convengamos en que la vejez no vende. La eterna moda es al juventud. Lo dice, con su probada agudeza, el barbirrojo y cojo Don Francisco de Quevedo, al que nunca leeremos suficientemente. Sucede que sólo vemos bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos. Y eso lo saben mejor que nadie los ancianos, que miran con los ojos de la experiencia y, por eso, son tan cuerdos. Cuando se es joven se aprende y, cuando se es mayor, se entiende. Cuántas veces hemos escuchado que, con la edad, uno se libra del deseo de hacer las cosas como los demás; o que, con su sola presencia, las personas mayores son testigos de valores permanentes. Pero… ¿acaso interesan esos valores? Parecería que más bien poco. Las convicciones molestan, en esta sociedad de diseño. La clave la da García Márquez: “Lo más importante que aprendí a hacer después de los cuarenta años, fue a decir no cuando era no”. ¡Menuda temeridad! Los años enseñan demasiado y eso no interesa. Es más cómoda la ignorancia. Y, además, ¿acaso no es la juventud la que aúpa el vivir?.. ¡Qué se puede esperar de los viejos!.. Las batallitas del abuelo y poco más. Eso nos venden. Pues no. ¡Error, inmenso error! Me pregunto si no estará ahí la clave de tanta devastación. Los mayores saben mejor que nadie que, a la larga, lo único que es bueno para cualquiera de nosotros es lo que es bueno para todos aquí y ahora. Se equivocan quienes proclaman, a voz en grito, que la juventud es el bien supremo. Que sólo de ella depende el porvenir. El caso es que se acepta, sí, que las personas mayores son un caudal de sabiduría. Pero sólo de boquilla. Somos muy cínicos en esto, como en tantas otras cosas. Lo de la sapiencia desaprovechada de los los ancianos, es más un tópico que algo de lo que estemos convencidos y hagamos uso. Premisas falsas. A la hora de la verdad, a las abuelas y a los abuelos, apenas se las escucha, no sea que digan no cuando es no.

Anuncios
Estándar