Artículos

Eso es reinar

Promecal, 27 de marzo de 2015

Su presencia contagia alegría, entusiasmo a flor de piel. Aporta lo que tanta falta nos hace: confianza, eso que llaman buen rollo. La Reina Sofía sigue echando una mano, allá donde hace falta, con la misma alegría y abnegación de siempre. Lo hemos podido comprobar esta semana, con ocasión de su visita a Ávila y Alba de Tormes, para inaugurar la gran exposición de Las Edades del Hombre, dedicada a “Teresa de Jesús, maestra de oración”. “Una muestra que vale la pena visitar”, en palabras de Doña Sofía. Es admirable el gozo que provoca la presencia de la Reina Sofía, allá donde va. El respeto y reconocimiento con los que se le acoge. ¿A qué se debe tanto cariño? Nos lo preguntábamos a las puertas de la basílica dedicada a la Santa, en la villa en la que la carmelita rindió su alma a Dios. Pues para Juan Vicente Herrera, que preside estos reinos, el secreto está en su forma de hacer las cosas. Y para el presidente de la Conferencia Episcopal, en la verdad de sus gestos. José María González, coordinador de Izquierda Unida en Castilla y León, piensa que Doña Sofía se ha metido a la gente en el bolsillo porque lo que le mueve es el bien común. Para mi, es ese saber estar suyo. Su manera de mirar; de acercarse y compartir. La gente siente que, a la Reina Sofía, lo que de verdad le importa es la felicidad de los españoles. Acude donde la llaman -esté como esté-, llueva, truene o caigan chuzos, como el lunes en Ávila, que la recibió con granizo y nieve. Y, si la procesión va por dentro, sólo ella lo sabe. Nunca llegaremos a conocer hasta qué punto esta mujer, esta Reina, ha sido decisiva en tantas y tantas cosas que nos afectan. Por ejemplo, para que hoy tengamos el Rey que tenemos. Doña Sofía ha educado a su hijo en este santo y seña: el que no vive para servir, no sirve para vivir. Por algo Felipe VI es, de cuantos están en el candelero, el personaje público mejor valorado por los españoles, de acuerdo a los últimos sondeos. ¿Por qué? Porque sirve. Porque es útil, como su madre. Porque eso es reinar.

Anuncios
Estándar