Poemas

Divino deseo

…sonaba sin cesar
este mar que eres tú, Dueño del tiempo.
Juan Ruiz Peña

Yo también sueño aquel mar en mí,
aquel rostro, aquella creciente alegría.
La vida a borbotones dentro y fuera.

Yo también sueño un torrente cierto,
todo luz y más luz, asomándose a mi
vivir, su presencia viva. Nada más.

Yo también sueño el verdor de todos
los ríos, la plenitud del amanecer, que
trae el día y abre de repente el cielo.

Yo también sueño con sorber la vida
simplemente y comenzar cada día para
seguir buscando, para encontrar sentido.

Frente a los que a todo ponen precio,
dentro del corazón yo sueño con un
incancelable vivir sin nada, con sólo ser.

Yo sólo sueño con el chispear de aquellos
ojos, de aquella voz que suena sin cesar,
intensamente, como aquel mar en mí.

Homenaje a Juan Ruiz Peña

Anuncios
Estándar