Poemas

Olor a arcilla

Yo pertenezco
a lo pequeño:
al calor de la
tierra; al roce
de la carne.
A lo que se va,
entre los dedos
arrugados del tiempo.
A lo que queda,
entre los pliegues
del vivir.
Yo pertenezco
a lo pequeño:
al mundo cercano
de los hombres.
A la llaga
abierta del amor.
A la certeza de
unos pasos
y un destino:
los tuyos.
Yo pertenezco
a lo pequeño:
al goteo
tan cotidiano,
tan efímero,
de los días.
A la fragilidad
de una vida
con olor a arcilla.

Del poemario «Inesperadamente»

Anuncios
Estándar