Artículos, Promecal

Palabras que cuentan

Publicado en El bloc del gacetillero, en todas las cabeceras del grupo Promecal, el 22 y 23 de mayo de 2017

la_razon_389676_038cyl18fot2

Es el escritor de lo esencial. El autor más certero y valiente de las letras hispanas. José Jimémez Lozano publica Buscando un amo y otras aprensiones. La selección más esmerada que se ha hecho nunca de los mejores textos periodísticos del Premio Cervantes y Premio Castilla y León de las Letras. Siempre en la avanzadilla para que ni una sóla palabra que cuente se pierda, la editorial Rialp, vuelve a dar en el clavo al arracimar estos escritos en un libro bellamente editado, que se lee con avidez, sin parpadear. Es asombroso comprobar cómo está José Jiménez Lozano de instalado en la actualidad, para reparar en lo que importa. Con un estilo fresco y muy personal, el escritor desmenuza, desde una actitud serena y anticipativa, los más destacados acontecimientos de los últimos años, a la luz de la Historia, del sentido común y de su conocimiento del corazón del hombre. Jiménez Lozano se detiene ante una Europa desnortada, ante la mentira organizada, la celebración del mundo y otros juegos peligrosos.

Jiménez Lozano se detiene ante una Europa desnortada, ante la mentira organizada, la celebración del mundo y otros juegos peligrosos

Pero no sólo: el maestro de Alcazarén proporciona también al lector elementos de discernimiento, con la sagacidad del mejor periodismo. Esta antología de textos, publicados por el autor en periódicos como ABC, La Razón y los diarios del grupo Promecal, se convierte en un libro necesario, sobre todo para quienes se dedican a estos oficios de decir lo que es como es y no como interesa que sea. Buscando un amo y otras aprensiones, debería ser libro de cabecera de cualquier estudiante de Ciencias de la Información. Sorprende, como digo, la actualidad de sus palabras, leídas con varios años de distancia. Es lo que tiene ser un sabio. Como de costumbre, cuando se le pregunta al maestro por su intención al agavillar estos textos, responde lo acostumbrado: «para la mera reflexión y acompañamiento del lector. Para nada más. Una invitación a la lectura sobre asuntos que se presume que tienen un interés general, especialmente cultural». Dice Jiménez Lozano, en el primero de estos artículos, que lleva por título La caída de Constantinopla, y en el que reflexiona sobre lo que sucedió aquel 11 de septiembre del pasado 2001 que, así las cosas: «el Occidente sin ley poco puede hacer para su cohesión como no sea acudir a una comunidad de intereses de dineros, porque su vieja cultura común ha sido dejada de lado o, sencillamente, destruida y olvidada». José Jiménez Lozano alerta más adelante, aunque no lo parezca, sobre otras distracciones imbéciles, como la acomodación social, y avisa de los peligros de «acogerse a una ideología para sustituir al saber y al pensar». Esto es: «a una enseñanza como instrumentación política y abaratamiento y banalización intelectuales y morales».

Anuncios
Estándar