Artículos, Noticias

Lo que no dijo Francisco

Comparto aquí esta reflexión, enviado desde Uganda por el P. Diego Bedoya, misionero, amigo del proyecto Rubare.

P. Diego Bedoya
Luis Fernando González

«Y la Palabra se hizo fragilidad,
y puso su morada entre nosotros».

Juan 1, 14

Las finas imágenes de ayer que todavía se hacen presente en nuestra memoria, evocan toda una experiencia reveladora del Dios de Jesús. Sin lugar a dudas, las palabras de Francisco fueron bálsamos para esta hora crítica, nos hizo entender la profundidad del Evangelio cuando se pasa por la vida. Su mensaje fue capaz de hacer bajar lágrimas por las mejillas, acelerar el corazón, emocionarnos y revelarnos que Dios no está lejos.

Pero más allá de las profundas y hermosas palabras pronunciada ayer, queremos hacer una comprensión de los gestos silenciosos que hablaron con fuerza. Cuando nos atrevemos a captar a Dios, cuando dejamos que su presencia portadora de sentido nos interpele, cuando abrimos la vida sin miedo a la novedad que desea regalarnos, el silencio es la mejor opción para verlo. Ayer hubo gestos abrumadores, ayer cada imagen sorprendió nuestra retina, ayer pudimos ver a Dios en el otro discurso, en los símbolos que estaban ahí.

El primer gesto es un hombre entrado en años vestido de blanco caminando bajo la lluvia, atravesando silenciosamente una plaza inmensa apoyado en su cojera, con su mirada profunda y en sus hombros el miedo y el dolor de la humanidad en estos momentos. Antes de terminar su caminar, cuando los pasos se hacen más vacilantes, necesita apoyarse, necesita de otro, necesita una mano que lo ayude a subir. En este gesto nos damos cuenta que solos no somos capaces, solos no llegamos lejos, solos nos hundimos en nuestra autosuficiencia. La fragilidad nos confronta con lo menesterosos que somos, y al mismo tiempo, nos hace entender que la última palabra la tiene Dios.

El segundo gesto es un esfuerzo por respirar. Cuando Francisco inicia la oración dándose la bendición e invitando a todos a orar, le cuesta mantener el aire, su cuerpo se ve forzado a respirar hondo. Este hombre frágil, con un solo pulmón, entiende lo que está pasando en el mundo. Su carne vulnerable se une a todas las personas que están luchando por mantenerse vivas. Dios no está en el balcón mirando pasivamente desde lejos. Dios está luchando en el mundo para mantener la vida. La fragilidad del Papa revela al Dios débil que se hace carne de nuestra carne y desde allí poder ver su presencia auténtica.

El tercer gesto es una tarde que se va desvaneciendo y que se deja abrazar por la noche, como quien se rehúsa a morir, pero al final entiende que es su real destino. Cuando miramos hacia adentro, cuando hemos sido forzados a ir a nuestras casas, entendemos que durante estos días la vida parece desvanecerse, hay una sensación de victoria de la pandemia, nos sentimos avasallados por una tarde que nos cae encima con toda su fuerza y que parece inevitable. Pero más allá de esta sensación, cuando la tarde, como último atisbo de luz parece perderse en la noche, y experimentamos el miedo y la soledad, la presencia de Dios siempre estará latente para sostenernos. No se nos olvide que es en medio de la noche donde Dios baja a las profundidades de la nuestra vida para resucitarla.

El cuarto gesto son seis antorchas vacilantes que no se apagan a pesar de la lluvia. A medida que se va adentrando la noche, la luz permanece fiel. Con el peligro contante de las gotas de lluvia, arden más fuerte. En estos momentos de gran tormenta la opción por Jesús es lo que nos mantiene firmes en medio de las borrascas que amenazan con apagar la vida. La debilidad de aquellas antorchas ante ese inmenso cielo azul que deja caer sus gotas, son el testimonio que en esta hora de la historia la salvación vendrá de lo débil del mundo.

El quinto gesto es el Cristo solitario de San Marcelo. En esta bella figura hay un elemento que ha sido demasiado elocuente. Cuando Francisco se dirige hacia Él, con su paso lento, se ve que el agua ha empapado esta imagen. Tras un profundo silencio, místico y envolvente, la cámara deja ver que el agua corre Cristo abajo. Esto recuerda aquella fina imagen del evangelista Juan, que en el momento definitivo de la vida de Jesús, tras ser traspasado por la lanza de un soldado, de su costado salió sangre y agua. Ayer, silenciosamente, hemos vuelto a entender que Jesús lo ha dado todo, no se ha guardado nada para sí, ya nadie le puede arrebatar nada, ni la muerte misma. Lo último que da el cuerpo humano es el plasma, signo de la entrega total. En esa agua la humanidad entera estaba y en esta realidad presente, hombres y mujeres lo siguen entregando todo para vida a otros.

El sexto gesto es un hombre hablando sin tapabocas y guantes. Ver a Francisco completamente vulnerable, expuesto, humano, nos enseña que Dios necesitaba hablar más fuerte que nunca, necesitaba una voz que no estuviera cubierta para regalarnos su palabra que consuela y anima. Necesitaba unas manos libres para abrazarnos a todos y hacernos sentir su compañía fiel. En esa plaza inmensa, las murallas se abrieron más que nunca para alcanzar al mundo entero en un abrazo.

El séptimo gesto es la Custodia en la puerta de la Basílica. El Resucitado dando la cara al mundo, mirando de frente la realidad, aconteciendo siempre en salida. Las puertas abiertas desde donde el Resucitado bendijo el mundo, son signo de que todos tenemos un lugar en el corazón de Dios. Más allá del miedo que pueda asaltarnos, Jesús vuelve y nos recuerda como a sus amigos que estaban encerrados, que Él abre las puertas a una realidad nueva que nos regala la paz. En la Custodia Jesús ha pronunciado una palabra de esperanza en tiempos de desolación, en la Custodia Jesús se hizo presente para primerear con su presencia el camino que estamos recorriendo, en la Custodia Jesús se vuelve a unir más íntimamente a todos mediante su pequeñez. En esa Hostia el corazón de un amor entregado sigue latiendo para que nunca nos sintamos solos.

Solamente unos ojos capaces de captar la presencia sutil de los gestos silenciosos, podrán ver a Dios aconteciendo en esta historia, sabrán que hay más de lo que se pide, hay más de lo que se ve, hay más de lo que se reclama escrupulosamente. Al finalizar, Francisco entrega el Santísimo, quizá esto sea lo más fuerte, pues vimos que en cada paso que daba la Custodia le pesaba más, estaba haciendo fuerza para sostenerla; sin lugar a dudas, Dios es de los frágiles, de los débiles, de los vulnerables. El lugar de la Revelación hoy son los que se encuentran postrados en las camas de los hospitales del mundo, los que están encerrados en sus casas contagiados, los que sienten que el cansancio los dobla, los que lo siguen dando todo para que la vida salga victoriosa.

Estándar
Entrevistas, Noticias

Homenaje a Arturo Fernández

Muy afectado por el fallecimiento de mi muy querido Arturo, con quien compartí tantos momentos inolvidables con Enrique Cornejo.

Aquí os dejo la entrevista que hizo para Palabras a medianoche, en el año 2014.

Estándar
Noticias

Premios «Valores Constitucionales»

La Delegación del Gobierno en Castilla y León ha hecho público el comunicado que reproducimos a continuación, relativo a la concesión de los premios «Valores Constitucionales», que serán entregados el próximo 4 de diciembre, a las 17:00 h., en la sede de la Delegación del Gobierno en Castilla y León (C/ Francesco Scrimieri 1, 47014, Valladolid).

 

«A través de la Comisión de Asistencia a la Delegada del Gobierno, de la que forman parte la delegada y los nueve subdelegados

»La Delegación del Gobierno en Castilla y León acuerda conceder los II Premios ‘Valores Constitucionales’ al periodista Jesús Fonseca, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a las Fuerzas Armadas y labor social de Manuel Muiños Amoedo

»Los galardones serán entregados en un acto institucional, presidido por la delegada del Gobierno, Mª José Salgueiro, que se celebrará el próximo lunes, 4 de diciembre de 2017, a las 17.00 horas, en la sede de la Delegación del Gobierno, en Valladolid, en el marco de la celebración del Día de la Constitución Española

»27 de noviembre de 2017.  La Delegación del Gobierno en Castilla y León -a través de la Comisión Territorial de Asistencia a la Delegada que se celebró en Burgos el pasado 24 de noviembre, y de la que forman parte la delegada del Gobierno y los nueve subdelegados del Gobierno en la comunidad y el secretario general de la Delegación- ha acordado conceder los II Premios ‘Valores Constitucionales’, distinción que se otorga a instituciones y personas de Castilla y León que, por los méritos realizados, simbolizan y encarnan los valores y principios que recoge la Carta Magna.

»Estos galardones serán entregados a sus protagonistas en un acto institucional, presidido por la delegada del Gobierno, María José Salgueiro, que se celebrará el próximo lunes, 4 de diciembre de 2017, a las 17.00 horas, en la sede de la Delegación del Gobierno, en Valladolid, al que estarán invitados los representantes institucionales, sociales y de los medios de comunicación de Castilla y León, acto que se desarrolla en el marco de la celebración del Día de la Constitución Española.

»En la edición de estos reconocimientos en 2017, la Delegación del Gobierno ha decidido otorgar estos galardones, en tres categorías, al periodista y escritor Jesús Fonseca Escartín, en la Categoría Trayectoria Profesional; a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil) y a las Fuerzas Armadas, en la Categoría Servicio Público, y a la labor social del sacerdote Manuel Muiños Amoedo, en la categoría de Solidaridad.

»Jesús Fonseca, en la categoría de Trayectoria Profesional La Delegación del Gobierno ha concedido al periodista y escritor Jesús Fonseca Escartín, actualmente delegado en Castilla y León del periódico La Razón, el reconocimiento en la Categoría Trayectoria Profesional, “por su trayectoria vital, a través de sus trabajos periodísticos y su gestión informativa dentro y fuera de España en diferentes medios de comunicación, en defensa de la Constitución, de la libertad de expresión y el derecho a la información”.

»Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las Fuerzas Armadas, en la categoría de Servicio Público La Delegación del Gobierno ha concedido a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil), y a las Fuerzas Armadas, el reconocimiento en la Categoría Servicio Público “por la defensa de los valores y principios constitucionales, garantizando la protección del libre ejercicio de derechos y libertades, la seguridad ciudadana, la legalidad e integridad territorial de España”.

»El sacerdote Manuel Muiños, por su labor social, en la categoría de Solidaridad La Delegación del Gobierno ha concedido al sacerdote Manuel Muiños Amoedo que, entre otras actividades es fundador y presidente del Proyecto Hombre en Salamanca, el reconocimiento en la Categoría de Solidaridad, “por su labor social, símbolo de los valores constitucionales de libertad, justicia e igualdad”».

Estándar

Con motivo del curso Los mundos del vino, organizado por la Universidad Europea Miguel de Cervantes.

Noticias

Fotos de la presentación de Carlos Villar (director general de Bodegas Protos) en la UEMC

Galería

Noticias

Imágenes de la lectura de ‘El zaguán de los sueños’ en el Colegio Fonseca de Salamanca

Galería

Fotos de Wellington Dos Santos

Noticias

Imágenes de la XVIII Jornada de Literatura y periodismo de la Fundación Duques de Soria

Galería